Museo del Oro Tayrona

El edificio que funcionó en la época colonial española como la Casa de Aduanas (Casa de la Aduana) del puerto de Santa Marta es hoy un museo (una sucursal del famoso Museo del Orocontenido de Bogotá, objetos hechos de oro, cerámica y piedra por los habitantes de la región). antes de la época de Colón. Esta casa también le permite explorar historias del pasado y presente de este rincón de la región del Caribe colombiano.

Museo del Oro Tairona - Casa de la Aduana
Museo del Oro Tairona - Casa de la Aduana

Historia

Esta casa era de El Libertador Simón Bolívar. La historia se remonta a 1670, cuando Pedro Valenzuela donó las tierras en un lugar llamado Pozo de la Aduana a la bóveda de Monserrate. En 1800, el capellán de Monserrate vendió la propiedad al tenedor de libros principal del alquiler de tabaco Santafé, José Antonio Portocarrero.

El nuevo propietario construyó una casa de campo que acordó honrar al virrey Antonio Amar y Borbón en el cumpleaños de su esposa. Los Portocarrero fueron los propietarios hasta el 16 de junio de 1820, cuando el gobierno de Nueva Granada se lo otorgó a El Libertador como un gesto de gratitud por sus servicios a la causa de la independencia.

Bolívar fue el propietario de la quinta durante diez años, pero no vivió aquí por mucho tiempo. Cinco años después, en noviembre de 1826, Bolívar regresó a Santafé después de la campaña y recuperó la presidencia de la República. Desde entonces, hasta su última partida en 1830, vivió de manera irregular en este lugar, y se convirtió en la retirada de sus constantes viajes y el tenso entorno político.

En 1828, cuando Bolívar pasó por momentos críticos, Manuelita llegó a la quinta. Se conocieron hace años en Quito, Ecuador, su país de origen, y desde entonces se ha desarrollado un gran amor entre ellos. Manuelita le dio a El Libertador ya sus amigos un apoyo incondicional y apasionado y se convirtió en su asesora política. Su presencia transformó la quinta en un lugar de fiestas y reuniones.
La quinta presenció la celebración de grandes eventos: – La creación de La Gran Colombia y el fin de la Campaña del Sur.

El 28 de enero de 1830, pocos días antes de que Bolívar dejara la capital, El Libertador transfirió la propiedad a su buen amigo José Ignacio París. Mientras que la familia de París lo poseía y más tarde, cuando fue entregado a nuevos dueños, la quinta se ajustó para realizar varias funciones. Sirvió como el lugar de la escuela de Santa Ana, un hogar de salud mental, una fábrica de pita (una bebida similar a la cerveza) y una curtiembre.
Hizo innumerables cambios que significaron la destrucción parcial de la arquitectura original.
En 1918, la Academia de Historia y Adornos de Bogotá propuso que el Estado compre la propiedad y la dedique a un museo bolivariano. En 1922, la nación se convirtió en propietaria, la convirtió en un museo y confió la administración a la Compañía de Decoración de Bogotá. En 1968 el Ministerio de Obras Públicas se hizo cargo de la gestión de la quinta. En 1975 la quinta fue declarada monumento nacional.

En 1991, el gobierno nacional solicitó a la Sociedad de Mejoras y Ornato de Bogotá que restaurara la quinta. Hoy la quinta ha recuperado el carácter y la apariencia de una casa de campo que la tenía cuando El Libertador vivía en ella.

Restauración arquitectónica y restauración de la quinta.

Desde el momento en que Bolívar recibió la quinta como regalo, la casa comenzó a organizarse como residencia del presidente de la república. Aunque El Libertador no participó mucho en el diseño y la decoración, le pidió a la vicepresidenta Francisco de Paula Santander que la arreglara, construyera una chimenea y aparentemente dibujara los planos de la “plataforma de observación”. Santander hizo la casa habitable y ordenó la construcción del Comedor.

La elegancia ejercida en este lugar refleja la arquitectura de estilo francés y los elementos decorativos que se recuperaron después de la restauración actual (se modificaron debido a las diversas intervenciones que la casa había sufrido). Se encontraron rastros de pinturas: decoración verde pistacho en el interior y en el exterior, figuras de plantas. Se encontraron representaciones que reclamaban motivos de plantas en el Gran Salón (gran sala de estar), mientras que en la habitación de Manuelita aparecieron figuras geométricas en forma de patrones repetidos. La pintura mural perdida ha sido parcialmente reconstruida. Otro descubrimiento significativo fue la ubicación de la cocina. Restos de hollín, aceite, tubería de drenaje, hornos y una ventana que sirvió como fuente de luz y espacio.

El Museo

Más que el museo del oro en Bogotá, que señala más la historia de la extracción de oro y el procesamiento del oro, este museo ofrece una mejor visión de la evolución histórica de la Sierra Nevada de Santa Marta y la provincia de Magdalena. En cuatro galerías temáticas, el Museo del Oro Tairona – Casa de la Aduana lo invita a reflexionar y hablar sobre las vidas y las historias de personas en los últimos 2000 años.

Museo del Oro Tairona Primer piso

Galería de las sociedades prehispánicas.

La galería de sociedades prehispánicas describe las sociedades que habitaron la Sierra Nevada durante los períodos de Nahuange (200 a 900 dC) y Tairona (900 a 1600 dC): su cerámica y su trabajo en metal, la forma en que vivieron y cómo fueron enterrados, su Ceremonias y rituales, según lo revelado por la investigación arqueológica.

Museo del Oro Tairona segunda planta

La galería del pueblo de la magdalena.

La galería del Pueblo de Magdalena es un viaje a través de la actual provincia de Magdalena y su gente. El visitante tiene un encuentro con los grupos indígenas Kogui, Wiwa, Wíntukua y Kankuamo de Sierra Nevada, con los Ettes de las praderas de Ariguaní, y con los pescadores de río y mar. Exalta las variadas facetas de la vida en Santa Marta, exalta el festival Caiman Man en Platón y su contraparte Ciénaga Caiman, y se deleita con los sabores y la sabiduría de nuestra diversidad cultural.

Las historias de la galería Casa de la Aduana.

En las Historias de la galería Casa de la Aduana, las excavaciones arqueológicas y las búsquedas en archivos históricos han permitido descubrir la biografía de esta casa y los aspectos de la vida de todas las personas que la han ocupado durante los últimos 300 años. La galería habla de la fundación de la ciudad, de las batallas y los piratas, de las “castas” y las costumbres sociales, y de los últimos tiempos del puerto, el ferrocarril, los plátanos y el turismo.

Bolívar fue la galería dedicada a Simón Bolívar, el Libertador de seis naciones, que murió en Santa Marta en 1830 y se mantuvo una vigilia sobre él en el segundo piso de esta casa. Una cronología traza sus triunfos y sus derrotas, sus amores y sus desencantos, mientras que numerosas voces le dan vida a su memoria.

Teléfono: (+575) 4210251
Correo electrónico: museodelorotairona@banrep.gov.co.
INGRESO GRATUITO
Horario de apertura:
martes a sábado de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.
domingo: 10:00 a.m. a 3:00 p.m.
cerrado todos los lunes, incluidos los lunes festivos.
Dirección : Carrera 2 con calle 14. Parque Simón BolivarSanta Marta – Magdalena. Colombia
[Total:0    Promedio:0/5]

No results found

Caribbean Coast
27°
Mayormente nublado
05:5218:16 -05
Sensación: 32°C
Viento: 14km/h 20°
Humedad: 90%
Presión: 1011.6mbar
Índice UV: 0
0h
27°C
JueVieSáb
min 26°C
32/26°C
32/26°C

No results found

Siga con nosotros :

YouTube
Mantenerse informado
Menú